Directorio de terapias alternativas y artículos interesantes para el oficio de vivir

DE LA VIDA Y SU MANUAL DE INSTRUCCIONES

Si la vida viniese con un manual de instrucciones, todo sería diferente. La gente dice que los hijos no vienen con manual de instrucciones y dan por hecho que la crianza es dura, difícil y llena de decisiones que no saben nunca si serán las correctas.

Ay, si yo supiese qué he de hacer antes para controlar qué es lo que va después. Todo sería tan fácil…

Si la vida viniese con un manual de instrucciones, sabría que el mayor don que le puedo dar a otro es mi propia felicidad. También sabría que mi felicidad, tal y como la frase indica, es estar yo feliz en mí misma. Estar feliz y bien sin cargarle a nadie la responsabilidad de mí misma y sin ir después de nadie.

Si yo tuviese un manual de instrucciones podría leer que ofrezco lo que tengo y por lo tanto si no sé ser feliz no puedo hacer, decir o sentir nada para que tú seas feliz. Porque predico con el ejemplo.

Y es que, si ese manual estuviese en mi poder, quizá podría entender que si alguien quiere que cambie mi conducta y mi sentir para ajustarme a la forma de ser, pensar o vivir de otra persona me alejo mucho de mi propia esencia y de mi felicidad.

Quizá en ese manual, hubiese una instrucción para aprender a aquietarme y mantenerme dulcemente y meciéndome en mi propio centro sin tener que ofenderme o defenderme en mi propio lugar.

Y es que, si yo pudiese hablar con Dios, seguro que le pediría un manual. Yo necesito instrucciones para vivir, para ser feliz y para conservar mi salud y mi cuerpo tan fuerte y sano como el día en que nací.

Ay, si yo pudiese hablar con Dios. Le diría que diese una instrucción sólo para entender que la abundancia en la vida es sólo amor puro que llena cada poro de mi cuerpo y hace que emita una energía de vida que atraiga lo que vibra en esa sintonía.

¡Ah! Y también pediría instrucciones para el dinero porque necesito entender que todo lo que deseo lo puedo llegar a tener y que el dinero es una cosa más de la vida que puede venir a mí si le quito la carga de no-merecimiento, suciedad, esfuerzo y sacrificio que durante tantos años la humanidad ha cargado sobre él.

Yo no sé qué haría si tuviese ese manual. ¿Podría ser feliz todo el tiempo e ir recuperando salud? ¿Podría no quejarme o incluso dejar de tener motivos para enfadarme? Y, ¿cómo se vive así?

Si la vida viniese con manual de instrucciones, podría darme cuenta de que esta vida mía es tan sólo un instante en el universo y podría soltar la culpa, el rencor y la rabia. Un instante merece ser vivido en plenitud. Pero eso lo sabría si tuviese un manual para vivir.

Y es que, si en mis manos cayese ese manual, saltaría de felicidad porque ya nadie tendría que sufrir, apenarse y cargar con una vida difícil. Y mi felicidad sería tan grande que correría a la calle a contar a todo el mundo el descubrimiento que la vida me ha ofrecido.

Y es que si yo hubiese encontrado, tan sólo una puñado de esas instrucciones, ten por seguro que haría todo lo posible por contártelo a fin de darte cada semana una instrucción. Y te lo repetiría y no me cansaría de darte lo necesario para aumentar tu felicidad, tu vida y tu salud. Porque en este instante que es la vida, que ya casi va por la mitad de su trayectoria, mereces ser feliz.

 

¡ Feliz día !

 

Fuente: http://www.adelaidacoaching.com/de-la-vida-y-su-manual-de-instrucciones/

 

Como complemento a este artículo, puedes obtener el libro EL MANUAL DE EPICTETO  escrito por Epicteto (nació el año 50 en Roma).

 

Etiquetado como: ,