Directorio de terapias alternativas y artículos interesantes para el oficio de vivir

Yoga

Yogui en posición de loto practicando respiración prāṇāyāma

El yoga es uno de los seis darśanas o doctrinas tradicionales del hinduismo. La palabra se asocia con prácticas de meditación en el hinduismo, el budismo y el jainismo. En el hinduismo, también se refiere a una de las seis escuelas ortodoxas (āstika) de la filosofía hindú, y la meta hacia la cual que dirige la escuela de sus prácticas. En el jainismo se refiere a la suma total de todas las actividades-mentales, físicas y verbales.

Historia

Fotografía del libro Mohenjo Daro and the Indus Civilization (del arqueólogo británico sir John Marshall; Londres, 1931) que muestra un sello de arcilla de la civilización del valle del Indo. Marshall generó tres hipótesis:

  • El ser sentado sería el dios Shivá;
  • Estaría practicando un āsana de yoga;
  • El yoga tendría entonces 35 siglos de antigüedad.

El yoga se originó posiblemente antes de nuestra era en India, donde persiste como tradición. Debido a que los textos sánscritos carecen de cronología, se desconoce exactamente cuándo los habitantes del subcontinente índico comenzaron a realizar este tipo de meditación con posturas físicas.

Tipos de yoga

Los tipos de yoga que se consideran fundamentales o clásicos son:

  • rāja yoga (habitualmente identificado con aṣṭāṅga yoga)
  • jñāna yoga
  • karma yoga

Las denominaciones bhakti yoga y haṭha yoga no corresponden a ramas o caminos fundamentales del yoga clásico. El haṭha yoga es una parte del rāja yoga.

Rāja yoga

Se suele identificar al rāja yoga con el aṣṭāṅga yoga descrito por Patañjali.

Ocho etapas

El texto sánscrito Yoga sūtra (‘aforismos de yoga’) de Patañjali (probablemente del siglo III a. C.) prescribe la adhesión a ocho preceptos que constituyen lo que se denomina aṣṭāṅga yoga, el ‘yoga de los ocho miembros’ (aṣṭa: ‘ocho’, aṅga: ‘miembro’). En este texto Patañjali recopiló y sistematizó los conocimientos acerca de estas técnicas.

Estos «ocho miembros» son:

  1. yama (‘prohibiciones’):
    1. ahiṃsā (‘no violencia’, sensibilidad hacia otros seres)
    2. satya (‘veracidad’, no mentir)
    3. asteya (‘no robar’)
    4. brahmacharya (‘conducta brahmánica’, aunque en la práctica significaba celibato y estudio de los Vedás)
    5. aparigraha (‘no apegarse’ al hogar, etc.)
  2. niyama (‘preceptos’):
    1. śaucha (‘limpieza’ física y mental)
    2. santoṣa (‘completa satisfacción’)
    3. tapas (disciplina, ‘consumirse por el calor’)
    4. svādhyāya (‘recitar [los Vedás en voz baja,] para sí mismo’)
    5. iśvara praṇidhāna (‘ofrecerse al Controlador [Dios]’)
  3. āsana (‘postura’): la columna vertebral debe mantenerse erecta y el cuerpo estable en una postura cómoda para la meditación. El hatha yoga se enfoca en este miembro.
  4. prāṇāyāma (‘control de la respiración’; prana: energía mística presente en el aire respirado; y yama: ‘control’)
  5. pratyāhāra (‘poco comer’, control de los sentidos; prati: ‘poco’; ahara: ‘comer; implica el retraimiento de los sentidos de los objetos externos).
  6. dhāraṇā (‘sostenimiento’; dhara: ‘sostener’; implica la concentración de la mente en un pensamiento).
  7. dhyāna (‘meditación’).
  8. samādhi (‘completa absorción’).

Jñāna yoga

El jñāna (‘conocimiento’) se aplica tanto en contextos sagrados como laicos. Vinculado con el término yoga, se puede referir al aprendizaje o conocimiento conceptual, y a la más elevada sabiduría, visión intuitiva o gnosis, es decir, a una especie de conocimiento liberador o intuición. Ocasionalmente, el jñāna se equipara incluso con la Realidad última.

Karma yoga

El karma yoga, yoga de la acción o, más bien, del servicio, es la dedicación completa de las actividades, las palabras y la mente a Dios. El karma yoga no es la actividad dedicada al bien.

Según el hinduismo, las buenas obras (el buen karma) no llevan a Dios, sino a una siguiente reencarnación en mejores condiciones de vida, mientras que las actividades pecaminosas (el mal karma) llevan a una reencarnación en peores condiciones de vida. El karma yoga no produce reacciones materiales, sino que libera al alma y le permite, en el momento de la muerte, volver con Dios.

Otros denominaciones asociadas al yoga

Las siguientes escuelas no deben identificarse como fundamentales en el yoga:

Haṭha yoga

El haṭha yoga es el yoga más difundido en todo el mundo, conocido por sus āsanas (o posiciones corporales). Se trata de un sistema de posturas físicas cuyo propósito es lograr que el cuerpo esté apto para la meditación. Las āsanas generan serenidad física y mental, de tal forma que el yogui devoto pueda sentarse durante varias horas en una postura de meditación sin sufrir fatiga o inquietud. Una de sus āsanas principales es padmāsana (o ‘posición de loto’) y el «saludo al sol» (Sūriá namaskar).

Actualmente el haṭha yoga enfatiza la relajación.

Bhakti yoga

El bhakti yoga es el yoga devocional. La diferencia con el karma yoga es muy sutil: aunque ambos tipos de practicantes dedican sus actividades al «Absoluto», a los practicantes de la devoción (bhaktas) les interesa un conocimiento más esotérico de la naturaleza de Dios (en su personalidad como Krishná) y de sus actividades, provenientes de desarrollos más modernos de los Vedás, especialmente del Srimad Bhágavatam.

El bhakti yoga fue popularizado en los años 1970 por el movimiento Hare Krishna.

Aṣṭāṅga vinyasa yoga

El ashtanga vinyasa yoga es un sistema de yoga basado en el texto Yoga korunta. Sri T. Krishnanamacharya escribió que lo había aprendido (en forma oral) de su gurú Rama Mohan Brahmachari a principios del siglo XX. Luego Krishnamacharya se lo enseñó a sus discípulos Indra Devi, B. K. S. Iyengar, Sri Pattabhi Jois y a T. K. V. Desikachar, su hijo. Estos maestros lo difundieron en Occidente. Sri K. Pattabhi Jois, que enseña en la actualidad este sistema en la India, aprendió este tipo de yoga de Krishnanamacharya, con quien estudió desde 1927.

Esta escuela del yoga intenta incorporar las ocho ramas tradicionales del yoga (conocidas como aṣṭāṅga yoga) según lo expuesto por Patañjali en sus Yoga sūtras. Enfatiza el vinyasa (movimiento sincronizado con la respiración) mediante un método progresivo de series de posturas con una respiración específica (ujjāyī prāṇāyāma).

Según sus adeptos, esta práctica produce calor interno y abundante sudoración. Este calor purifica los músculos y los órganos, elimina toxinas y permite que el cuerpo se reconstituya. Este método requiere mucha elasticidad y fuerza muscular, y está recomendado para quienes deseen bajar de peso y aumentar su fuerza y elasticidad.

Kriyā yoga

Según el Bhágavata Puraná el Yoga sūtra (2.1) y el Kriyā yoga sāra (una sección del Padma puraná), el kriyā yoga es la forma práctica de la filosofía del yoga, un tipo de devoción activa: unión con la divinidad mediante la debida práctica de los deberes cotidianos.

El kriyā yoga fue popularizado en Occidente por Paramahansa Yogananda en su libro Autobiografía de un yogui. Según este autor, el yoga de kriyā acelera la evolución espiritual y genera un profundo estado de la tranquilidad. Las técnicas del kriyā yoga fueron popularizadas por el yogui Lahiri Mahāśaia. Se trataría de una forma mística del prāṇāyāma, o sea, el control de la energía respiratoria.

La palabra sánscrita kriyā significa:

  • acción, realización, ocupación, negocio, trabajo, labor (según el Kātiāiana śrauta sūtra, las Leyes de Manú)
  • acción física, ejercitamiento de los miembros (según lexicógrafos como Amarasimha y Hemachandra).
  • investigación judicial (por medios humanos, como testigos, documentos, etc) o por medios sobrehumanos
  • expiación de una culpa
  • acción (como la idea general que se puede expresar con un verbo)
  • verbo. Según los gramáticos hay dos tipos de verbos: sakarma-kriyā (‘activos’) y akarma-kriyā (‘intransitivos’)
  • sacrificio, rito religioso
  • acción religiosa, hija de Kardama y esposa de Dharma

En cambio, según Yogananda la palabra kriyā significa ‘limpieza’ (ya sea ésta física o mental), aquella que ayuda a eliminar las kleshas (impurezas) que plagan las acciones de sus seguidores. Según las doctrinas del yoga, los kleshas son:

  • avidyā: ignorancia
  • asmitā: egoísmo
  • rāga: deseo
  • dveṣa: odio
  • abhiniveśa: tenacidad por la existencia mundana.

Mediante la respiración calmada del kriyā yoga los latidos del corazón se aquietan. Como resultado, la energía vital se desconecta de los cinco sentidos y la mente adquiere entonces el estado consciente de pratyāhāra, o sea, el retraimiento de los sentidos de los objetos externos (siendo prati: ‘poco’ y ahara: ‘comer’).

Kundalinī yoga

Fue introducido en Occidente en los años 1970 por Yogi Bhajan. El kundalinī yoga incluye āsanas (posturas), prāṇāyāma (control de la respiración), canto de mantras, mudras (gestos psíquicos), bandhas (llaves energéticas) y kriyās (ejercicios).

Las posturas son sencillas y acompañadas de una respiración dinámica, conocida como «respiración de fuego». Requiere poca exigencia física y la práctica genera tranquilidad mental y vitalidad.

El kundalinī yoga enfatiza:

  • La lentitud del movimiento
  • La concentración mental en el movimiento
  • La respiración profunda durante su práctica
  • La inmovilidad total en la postura mantenida
  • La relajación durante y después de cada ejercicio

(Ver más información)

Etiquetado como: , , , , ,