Directorio de terapias alternativas y artículos interesantes para el oficio de vivir

Terapia Breve Estratégica

La Terapia Breve Estratégica en psicoterapia puede ser definido como “el arte de resolver complicados problemas humanos mediante soluciones aparentemente simples“. Una premisa de base es que, aunque los problemas y el sufrimiento humanos puedan parecer complejos y persistir durante años, no por esto deben requerir soluciones asimismo largas y complicadas.
Cuando se habla de problemas psicológicos, de hecho, se suele pensar que son necesarias intervenciones psicoterapéuticas a largo plazo, la mayoría de las veces imaginadas como un largo y fatigoso viaje hacia el propio pasado en busca de la causa del problema.
La terapia breve estratégica, en cambio, es una intervención breve y focalizada, orientada hacia la extinción de los síntomas, por una parte, y hacia la reestructuración de la percepción que la persona tiene de sí misma, de los otros y del resto del mundo. En otras palabras, el objetivo principal de un terapeuta estratégico es el de resolver rápidamente los problemas y trastornos que pueden convertirse en invasivos e invalidantes no sólo para el paciente que los sufre, sino para quienes lo rodean.
Con el aval de una rigurosa metodología de investigación empírico-experimental, el enfoque estratégico en psicoterapia representa una perspectiva revolucionaria respecto a los modelos convencionales de intervención psicoterapéutica, en cuya base se encuentra una teoría compleja y avanzada. Una característica distintiva de este modelo de terapia es su capacidad de producir cambios en tiempos breves (generalmente algunos meses) incluso en casos de trastornos muy enraizados y que persisten desde hace años.
En virtud de estas características, el enfoque estratégico representa no sólo un modelo teórico y operativo decididamente eficaz para la solución en tiempos breves de problemas clínicos (individuales, de pareja o familiares), sino también una herramienta aplicable a contextos interpersonales diferentes, como sociales, educativos, empresariales.

La terapia estratégica se basa en tres orientaciones principales: la perspectica sistémica, el constructivismo y el trabajo clínico de Milton Erickson.

Adoptar una perspectiva sistémica significa desplazar completamente la atención de por qué sucede un fenómeno , por qué existe un síntoma , a cómo este síntoma se mantiene en el presente. Gregory Bateson decía que cualquier tipo de síntoma se mantiene en el ámbito de las relaciones familiares en el presente y, por lo tanto, si lo que se pretende es una modificación de los síntomas tenemos que trabajar sobre la modificación de las interacciones del presente.

El presupuesto de base del constructivismo es que no existe una realidad sino tantas realidades que varían según el punto de vista que escogemos para observarlas. Los fundamentos científicos del constructivismo los encontramos en el principio de ideterminación de Heisenberg, según el cual no es posible una observación neutral, pues a partir del momento en que observamos algo estamos influenciando la observación y el funcionamiento de sus elementos.

Milton Erickson es considerado el padre de la intervención estratégica con su concepción unitaria de la persona. Debe utilizarse las limitaciones del paciente y su resistencia al cambio no como un obstáculo sino como una fuerza orientada a la solución.

Patologías prescritas

La Terapia Breve Estratégica se muestra particularmente eficaz y eficiente en la resolución de los siguientes trastornos:

Trastornos de ansiedad.

  • Ataques de pánico.
  • Agorafobia.
  • Ansiedad generalizada.
  • Fobia social.
  • Trastornos de estrés postraumático.
  • Fobias específicas (de animales, objetos, situaciones…).
  • Obsesiones.
  • Compulsiones.
  • Hipocondría.

Trastornos de la conducta alimentaria.

  • Anorexia.
  • Bulimia.
  • Síndrome del vómito.
  • Binge eating (atracones).

Depresión en sus diferentes formas.

Trastornos sexuales.

  • Dificultad de erección.
  • Eyaculación precoz.
  • Vaginismo y dispareunia.
  • Trastornos del deseo.

Problemas relaciones en distintos contextos (familiares, laborales, de amistades…).

Problemas de pareja.

Problemas de la infancia y adolescencia.

  • Trastornos por déficit de atención con hiperactividad.
  • Trastorno opositivo-provocador.
  • Mutismo selectivo.
  • Trastorno por evitación.
  • Ansiedad por prestación.
  • Fobia escolar.
  • Trastorno por aislamiento.

Trastornos relacionados con el abuso de Internet.

  • Dependencia de la red.
  • “Information overloading addiction”: cuando la información nunca es suficiente.
  • Compras compulsivas en la red.
  • “On line gambling”: las apuestas en la red.
  • Compulsión por hacer negocios en la red.
  • Dependencia del Chat.
  • Dependencia del cibersexo.

(Ver más información)

Etiquetado como: , , , , , ,